Deporte durante el embarazo, ¿Es recomendable?

- Categorías : HOGAR , TODOS
star
star
star
star
star

Embarazada practicando deporte

.

La vida de una mujer cambia cuando recibe la noticia de que está embarazada. Sin embargo, a diferencia de lo que muchas personas pueden llegar a pensar, no significa que se tengan que cambiar todas las costumbres de un día para otro.

 

Esto no solo ocurre en aspectos de la vida diaria, sino que afecta en mayor medida a la práctica de deporte. Según los conocimientos ginecológicos actuales, las amantes del deporte pueden seguir entrenando durante el embarazo siempre que se encuentren bien.

Programas de deporte y relajación para mamá y bebé

El feto siente las sensaciones de su madre mientras está en el seno materno. Si el deporte era importante para ti antes del embarazo, al quedarte embarazada no tienes que renunciar a él. El deporte y el yoga regulares contribuyen al bienestar de ambos.

Según el portal informativo “Sport und Schwangerschaft” (deporte y embarazo), iniciado por la Escuela Superior de Deportes de Alemania, en Colonia, un aumento de las pulsaciones de la madre también aumenta el pulso del bebé de 140 a 160 latidos por minuto.

No obstante, el pulso disminuye muy rápido, de manera que el deporte de la madre también sirve como actividad deportiva para el bebé. Si el feto patalea y se gira en el vientre, las pulsaciones también suben brevemente a 160 y más por minuto.

Beneficios del deporte durante el embarazo

Practicar deporte durante el embarazo puede:

  • Prevenir o aliviar problemas de espalda
  • Reducir la retención de líquidos
  • Contrarrestar un aumento de peso excesivo
  • Disminuir fuertemente el riesgo de diabetes gestacional
  • Minimizar considerablemente las depresiones

¿Es bueno practicar yoga durante el embarazo?

El entrenamiento autógeno, como el yoga, refuerza las sensaciones físicas. Ofrece a las embarazadas técnicas de relajación y respiración que muchas utilizan también durante el parto porque las consideran beneficiosas.

Según un amplio estudio de la Universidad Johns Hopkins, de EE. UU., incluso los entrenamientos más intensos rara vez tienen efectos negativos en el embarazo.

Embarazada practicando yoga

Practica solo el deporte que te haga sentir bien

Básicamente, el bienestar de las embarazadas cuando realizan esfuerzos físicos y la opinión médica se consideran como un indicador más importante que si el deporte elegido es recomendable para madre e hijo/a o no.

También hay que tener en cuenta que se entrena de forma diferente en cada fase del embarazo. Los enormes cambios físicos de las primeras semanas de embarazo suelen provocar que el rendimiento sea inferior.

Tras aproximadamente tres meses se superan los síntomas hormonales como el cansancio o las náuseas. Entre el cuarto y el sexto mes, el entrenamiento no suele suponer ningún problema. El vientre aún no está tan abultado como para que moleste y el cuerpo se ha acostumbrado al cambio hormonal.

No obstante, debido a la mayor liberación de progestágenos, deberías tener cuidado con los deportes que castigan mucho las articulaciones. Esta hormona relaja las articulaciones y los ligamentos para que la pelvis se dilate más durante el parto. Por este motivo, todas las articulaciones son más propensas a lesionarse. También has de tener cuidado al correr, ya que los tobillos son más inestables.

Es aconsejable usar zapatillas deportivas de calidad y, en el último trimestre de embarazo, incluso las corredoras más experimentadas deberían andar en vez de correr para cuidar las articulaciones. Los deportes como la natación, la gimnasia acuática y el ciclismo van muy bien para compensar el peso adicional.

¿Cuándo está recomendado practicar deporte durante el embarazo?

Los ginecólogos recomiendan practicar deporte siempre y cuando se cumplan las siguientes premisas:

  • No se trata de un embarazo de riesgo.
  • El deporte no presenta peligro de caídas, golpes y lesiones (como el balonmano).
  • El deporte no está asociado a una reducción de la absorción de oxígeno (como en estancias deportivas a altitudes de más de 2300 metros o inmersiones de buceo largas y profundas).
  • El deporte no implica sacudidas ni vibraciones fuertes (como el entrenamiento con una placa vibratoria).

¿Qué efectos tiene en el parto practicar deporte?

Estadísticamente, el parto entre deportistas se desarrolla igual que el de las mujeres que no han practicado nada o casi nada de deporte durante el embarazo.

Los dolores se perciben de forma similar, pero la resistencia y la tolerancia al dolor son mayores en muchas deportistas, por lo que estas necesitan menos analgésicos y medidas auxiliares para el parto.

También la recuperación tras el esfuerzo físico del parto es más rápida para las embarazadas entrenadas.

embarazada gimnasio

Consejo de la Dra. Verena Breitenbach

Según indica la doctora Verena Breitenbach la práctica de ejercicio físico durante el embarazo conlleva una serie de beneficios para la salud de la embarazada y del bebé.

El deporte durante el embarazo reduce muchos riesgos

Las embarazadas sanas pueden y deben hacer deporte durante el embarazo, ya que es saludable para ellas y para el bebé.

Por un lado, fortalece la musculatura de la futura mamá, lo que facilita al cuerpo manejar el peso del vientre.

Por otro lado, reduce el riesgo de sufrir trombosis y diabetes y previene las varices y las estrías del embarazo. También disminuye dolencias asociadas al embarazo, como la hiperémesis, así como el desabastecimiento de la placenta e, incluso, el riesgo de gestosis.

El niño también se beneficia

Hace tiempo que se sabe que el deporte entrena el corazón de los adultos y el de las embarazadas, pero un estudio reciente de la Universidad de Medicina de Kansas City ha revelado que también el corazón del feto se entrena y se beneficia de la práctica de deporte, algo que se ha podido constatar con cardiotocografías.

La mayoría de deportes están permitidos

Las mujeres deberían practicar el deporte que les apetezca y que les diga su instinto. La gimnasia, el senderismo, el yoga y otros deportes similares no presentan ningún riesgo, pero tampoco los deportes como el footing aumentan el riesgo de sufrir un aborto. Ningún estudio ha demostrado que la equitación provoque más abortos.

El mayor peligro lo presentan las caídas y las lesiones, pero, aun así, rara vez le pasa algo al bebé. Por lo tanto, los deportes como el esquí no se consideran muy adecuados.

Solo algunos deportes son peligrosos

Los deportes que se desaconsejan son el submarinismo y los deportes a altitudes por encima de los 2500 metros, ya que se reduce la absorción de oxígeno.

Más felicidad en el embarazo gracias al deporte

En general, el deporte ayuda a madres e hijos a procesar mejor el estrés, libera la hormona de la felicidad y puede hacer que el embarazo sea mucho más sencillo y agradable.

Las embarazadas deben seguir sus instintos corporales y su intuición para elegir el deporte que las haga sentir bien. Empezar nuevos deportes peligrosos, obviamente, no es una buena idea.

Y, naturalmente, habla con tu ginecólogo si surgen problemas como contracciones prematuras, incompetencia cervical u otras enfermedades.

Inicia sesión para calificar este artículo

Artículos relacionados

Share

Añadir un comentario