¿Por qué pasar a una silla ligera si nuestro carro trae silla?

- Categorías : HOGAR , TODOS
star
star
star
star
star

sillaPaseoKubikAeropuerto

Una pregunta muy común en los padres que empiezan a planear la adquisición de productos básicos de bebé es que si el carro o trío que van a comprar trae la silla incluida, para qué o por qué tiene que comprar una silla de paseo posteriormente. La respuesta puede parecer sencilla pero son muchos los factores que hay que tener en cuenta. En este post vamos a explicar los motivos para pasarse a la silla ligera.

Como sabes, el carro-trío se lleva gran parte del presupuesto de cuantas cosas un bebé necesita, y por tanto cuanto mejor sea la elección, tanto más lo amortizas, puesto que más uso le darás. Hay que reconocer que en la mayoría de los casos, el dejar el carro para pasar al bebé a la silla ligera suele obedecer más a criterios prácticos que a criterios relacionados con su confort o con el tamaño.

El primer motivo por el que se pasa de la silla del carro a la silla ligera es la diferencia de peso: el chasis de un carro es bastante más pesado de media que el chasis de una silla ligera, como la propia denominación de esta indica. El chasis de un carro está diseñado para soportar cuatro estructuras distintas y por tanto su diseño es más complejo: tiene que soportar el peso de una estructura horizontal como es el capazo, que además por las características técnicas (colchón, textiles, capota con estructura extensible) no suele ser muy ligero; debe estar diseñado además para soportar dos estructuras en diagonal, que son las de los dos sentidos en que, por lo general, se suele poner la hamaca-silla del carro; y una última estructura que soporta es la estructura semiesférica del cuco, huevo o maxi-cosi. Esta versatilidad para aguantar distintos tipos de estructuras hace que el peso en conjunto de las sillas de los carros sea mayor que el de las sillas llamadas ligeras. Una silla ligera es en resumen un chasis con un textil más o menos acolchado de menores dimensiones y peso. 

collageTrioGeniusMultiposicion

Un segundo motivo que lleva a los padres a comprar la silla ligera en sustitución de la silla del carro es el tamaño al ser plegado. Es importante no olvidar que lo más importante es el confort del niño, pero lamentablemente muchos padres deben condicionar la elección de la silla a factores externos al propio niño como el hecho de tener que subir escaleras con la silla porque la vivienda carece de ascensor , o porque simplemente otro tipo de silla, como la que tenían del carro, no les cabe en el maletero del coche o si les cabe, el espacio que queda libre es tan pequeño que la posibilidad de viajar hay que olvidarla. Pensando en que la silla se pliega bien, de forma compacta y fácil, muchos padres no tienen más remedio que comprar una silla ligera para dejar la silla del carro. Las sillas de los carros, al estar formadas por dos piezas, chasis y hamaca, en general, salvo excepciones como las que os enseñamos de la silla del trío Genius de Asalvo, se pliegan en dos partes, por separado, con la consiguiente disminución del espacio libre en el maletero.

También hay padres que optan por comprar una silla ligera aun cuando el niño va bien en la silla del carro porque piensan en aumentar la familia. De este modo se le da menos uso al chasis, que dejan  reservado y en mejores condiciones para cuándo el hermanito o la hermanita tengan que usar el capazo en un futuro más o menos próximo.

papaHijoSillaLigeraVerde

Hoy día,  la mayor parte de las sillas de los carros pueden colocarse en los dos sentidos, mirando hacia delante, en el sentido de la marcha, o bien mirando en sentido opuesto, esto es, en contramarcha. En cambio la inmensa mayoría de las sillas ligeras miran sólo hacia delante. Esto para algunos padres puede suponer un problema, porque aún quieren que el bebé vaya mirando hacia ellos. De todos modos, si el paso del capazo a la silla no se ha hecho de forma precipitada, estaríamos en un momento del desarrollo del niño en que ya siente interés por lo que les rodea, y mirando hacia delante se les presenta un mundo enorme aún por descubrir.

Prolongar el uso de la silla del carro o pasar a una silla ligera es una decisión que debes tomar teniendo en cuenta todo lo anterior: analiza bien tus circunstancias personales (tipo de coche, características de acceso a tu vivienda, tipo de terreno en el que te mueves habitualmente, si además de ti, son otros familiares los que usan la silla…). Esta toma de decisión tiene en último término más de un beneficiario: tu bebé y tú.

Inicia sesión para calificar este artículo

Artículos relacionados

Share

Añadir un comentario