Cuándo aprenden a caminar los bebés: la ayuda adecuada.

- Categorías : HOGAR , PASEO , TODOS
star
star
star
star
star

niñaLevantandosePlaya

El desarrollo de los bebés es un hecho que ocurre en un margen muy corto de tiempo en relación a la importancia que tendrá este proceso para el resto de nuestras vidas. Para ellos es un mundo, para los que vemos la evolución que tienen,  es un suspiro. Hoy vamos a hablar de uno de los momentos más emocionantes en el crecimiento de una persona: cuándo aprenden a caminar los bebés, y cómo ayudarles a afrontar este proceso.

Tras aprender las técnicas para girar, sentarse y gatear, a la llegada aproximada del 8º mes, el bebé comienza a tener fuerza para ponerse en pie con la ayuda de objetos que tenga alrededor. Todo ello ocurrirá en el momento en el que el bebé desarrolle también su habilidad para agarrar. Necesitará mucha experiencia, confianza y equilibrio para atreverse a dar los primeros pasos, primero agarrándose y después sin manos. Todo este proceso se dilatará más o menos en el tiempo en función de cada niño. Como consejo: si en tu hogar tienes muebles bajos con esquinas afiladas, coloca protectores para evitar que se haga daño si se cae.

El tiempo que el niño necesitará hasta poder caminar sin apoyo va a depender de la experiencia que adquiera andando y del arrojo que tenga el bebé. El 75% de los bebés pueden caminar sin ayuda al llegar a los 13 meses. En este momento, pueden empezar a ponerse en pie desde la posición sentada sin caerse. Entre el segundo y el tercer año, las habilidades psicomotrices ya son muy similares a la de los adultos. Ayudar y motivar a tu hijo a aprender a andar puede beneficiar el desarrollo de tu hijo, pero al final él sabe cuán preparado está para realizar una actividad:  no le exijas nada que todavía no sea capaz de hacer. Un ejemplo de ayuda podría ser alentarlo a que camine hacia una persona de confianza, sentada y con los brazos estirados. También puedes dejar que empuje un tacatá o un andador bajo tu supervisión. Otra manera de ayudar es organizando el entorno de manera que no se haga mucho daño si se cae.

Según los expertos, al principio no debería usar zapatos, ya que caminar descalzo mejora el equilibrio y la flexión del pie.

niñaCaminaPapaLavanda

Para elegir su primer calzado, ten en cuenta los criterios siguientes:

  • No le compres zapatos hasta que camine de forma segura sobre los dos pies y quiera probar sus habilidades en el exterior.
  • El zapato debe ser al menos 12 mm y como mucho 17 mm más largo que el pie para que el niño pueda desplegarlo a la perfección cuando camine.
  • Crea una plantilla del pie y colócala en la suela del zapato para ver si se ajusta. Para ello, coloca el pie del bebé sobre una cartulina, dibuja el contorno y corta el patrón.
  • Elige una suela lo más flexible, ligera y antideslizante posible.
  • Procura que tengan un buen apoyo y que el material sea transpirable. Los zapatos de plástico pueden causar, además de sudor en los pies, infecciones por hongos.
  • Antes de comprarlos, deja que el niño se pruebe los zapatos y observa si camina bien con ellos.

Cada niño aprende a andar en un momento diferente. Este proceso fisiológico no se puede acelerar, por lo que hay que darle el tiempo que necesite para aprenderlo. Algunos niños dan sus primeros pasos con nueve meses, mientras que otros lo hacen con el doble de edad. Lo importante es que, desde el principio, le ofrezcas la posibilidad de moverse y que estimules esas ganas de crecer a través de dinámicas con juegos. Si el niño todavía no presenta signos de querer andar por sí solo cuando tenga 18 meses,  es aconsejable visitar al pediatra. Espero que este post haya sido de tu utilidad. ¿Conoces algún truco que no hayamos mencionado? Comenta en nuestro blog para compartir experiencias con otras familias Asalvo.

Inicia sesión para calificar este artículo

Artículos relacionados

Share

Añadir un comentario